PLNS

Cómo aprender a vestirse y hacerlo con estilo

Cómo aprender a vestirse y hacerlo con estilo

Está claro que llevas vistiéndote toda la vida, pero quizás vestirte te siga generando algún quebradero de cabeza de vez en cuando. Sobre todo en aquellas ocasiones en las que quieres salirte de las looks más básicos. Por este motivo, vamos a darte en las siguientes líneas unas nociones básicas acerca de cómo aprender a vestirse con estilo. He aquí la guía definitiva para averiguar de una vez por todas cómo sentir que siempre vistes adecuadamente.

Los colores y los estampados con los que debes atreverte

Si se te da muy bien conjuntar los tonos neutros, pero con los más vibrantes, te pierdes, entonces, te interesa seguir leyendo. ¡Toma nota de estos tips para que ningún color y estampado tenga secretos para ti!

Di sí al monocolor

El estilismo monocolor o total look consiste, como bien indica su nombre, en vestirse de un mismo color o bien de la misma gama cromática. Esta es la teoría, pero lo mejor de todo es que la práctica es igual de sencilla. Por ejemplo, si te gusta el verde, puedes jugar a combinar uno más pastel con otro más intenso. Y así con todos los colores. El resultado siempre va a ser un éxito.

Mezcla los colores enfrentados

Cuando entran en escena colores tan atrevidos como el naranja o el violeta, por ejemplo, es habitual dudar. La respuesta, sin embargo, se halla en la rueda de color o círculo cromático, una representación de los 12 colores básicos (3 primarios, 3 secundarios, 6 terciarios). Observando esta rueda, ¿sabías que los colores complementarios combinan entre sí estupendamente? Como complementarios, nos referimos a aquellos que están enfrentados. Encajan, por tanto, a la perfección colores como el azul y naranja, el verde y el rojo o el amarillo y el violeta.

Combina los colores análogos

Volviendo a la rueda de color, toca hacer referencia a los colores análogos, es decir, a aquellos tres colores que están situados al lado. Esta combinación es una apuesta acertada, así que no temas en mezclarlos teniendo en mente esta regla.

No te olvides de los tonos tierra

Las tonalidades marrones a veces pueden generarnos alguna duda a la hora de combinarlas. Lo mejor es, en todo caso, ir a lo seguro. Combínalos con el beige, el naranja y los tonos mostaza para un look sin riesgos.

Las tonalidades neutras, siempre a mano

Los tonos neutros, como el blanco, el gris y el negro, son los que menos guerra dan, ya que combinan prácticamente con cualquier color y entre sí. Por este motivo, son esenciales en cualquier armario. Incluso el negro y el azul marino, tantos años peleados, parece que ya van entendiéndose.

Presta atención a los estampados

Las prendas estampadas se encargan de dinamizar cualquier look. Elige las rayas, lunares, cuadros, flores o animal print, dependiendo del efecto que desees conseguir. Las rayas verticales estilizan el cuerpo, mientras que los lunares grandes aportan volumen a tu cuerpo. En cuanto a su combinación, puedes mezclar los estampados con prendas lisas o incluso entre sí. Prueba a conjuntar flores con rayas o cuadros o el animal print y lunares. La clave está en que, al menos, tengan un color en común para que exista un vínculo.

Consejos para aprender a vestirse

Ahora que dominas la combinación de colores en la ropa, no viene mal que examines esta lista de recomendaciones para escoger tu atuendo siempre con acierto.

  • Averigua qué te favorece. Un aspecto fundamental para responder a la cuestión de cómo aprender a vestirse es conocer tu cuerpo, saber qué te favorece y qué no. Al final, todo es cuestión de ir probando. Así descubrirás si te sientan mejor los pantalones de campana o los leggins, por ejemplo.
  • Utiliza el color a tu favor. Además de seleccionar la ropa con acierto, es importante que sepas cómo jugar con el color a tu favor. Por ejemplo, el negro te ayudará a estilizar tu figura, mientras que un bonito estampado puede potenciar tus puntos fuertes.
  • Ten a mano conjuntos predefinidos. A base de práctica, seguro que ya sabes qué atuendos nunca fallan. Por ejemplo, tus jeans favoritos y ese jersey original que tanto te gusta. Tenlos a mano cuando no sepas qué ponerte y así te evitarás perder el tiempo.
  • No lleves más de tres estampados o colores. Anteriormente te animamos a no tener miedo de combinar diferentes estampados o colores, pero no te pases. Recuerda que tres son ya multitud.
  • Crea contraste. Si vas a lucir unos pantalones de campana, lo ideal es que lo acompañes con un top ceñido. De igual modo, si optas por unas mallas, crea contraste echando mano de un jersey algo amplio. Apúntate a la moda de la superposiciones, pero, eso sí, recuerda que cada capa tenga una textura diferente para no aumentar volumen.

¡Aquí tienes la respuesta a cómo aprender a vestirse! Sigue estos tips y, por supuesto, consulta el catálogo de Polinesia para inspirarte.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *